Transformación de la empresa

Transformación de la empresa
Transformación de la empresa

¿Cuál es la definición de transformación del negocio? La palabra "transformación del negocio" se refiere a los cambios importantes en las operaciones de una empresa u organización. El personal, los procesos y la tecnología forman parte de ello. Estos cambios permiten a las empresas competir con más éxito, ser más eficientes o ejecutar un cambio estratégico completo. Las transformaciones empresariales son cambios a gran escala que las empresas realizan para impulsar el cambio y el crecimiento más allá de las mejoras incrementales. El cambio a nuevos modelos de negocio o de funcionamiento es un ejemplo de alcance amplio y estratégico. Las transformaciones empresariales se llevan a cabo para aportar valor a una organización. Puede implicar maximizar el potencial de la empresa liberando el potencial del personal, reutilizando la propiedad intelectual y la tecnología propia, o haciéndose más eficiente. Las transformaciones empresariales son esfuerzos plurianuales que requieren cambios sustanciales en las características fundamentales de las empresas que se transforman. Dada la escala, la amplitud y el calendario del proyecto, se requiere un liderazgo desde la cima -ya sea el director general o el consejo de administración- para posicionar a la organización para el éxito y el crecimiento a largo plazo. Antes, estas transiciones llevaban muchos años. La urgencia de estos ajustes, así como el apoyo disponible, han acelerado los plazos. Muchos los terminan en meses en lugar de años.

¿Qué tipos de transformaciones empresariales existen?


La transformación empresarial puede ser muchas cosas cuando tiene un alcance amplio. Existen numerosas formas de categorizar las actividades de transformación empresarial, pero suelen caer en una (o más) de las siguientes cinco categorías: La transformación ágil es un tipo de transformación de los procesos empresariales que se centra en el "cómo" hacer las cosas. Suele implicar una gran mejora y automatización de los procesos para centrarse en las tareas de mayor valor. Suele ser un esfuerzo continuo, empezando por las formas más comunes y progresando hacia las de menor rendimiento. El objetivo final es liberar a la empresa de estas responsabilidades para que pueda innovar o proporcionar servicios y productos de mayor valor al mercado. Información, datos y transformaciones digitales: centrarse en estas transformaciones y emplear la tecnología para desbloquear nuevo valor. Puede ser en forma de formas nuevas y más eficientes de agregar y distribuir datos (como un sistema digital de CRM o de pedidos en línea). También incluye el aprovechamiento de la tecnología y los datos para ofrecer finalmente nuevos productos y servicios, tanto mediante el uso de la tecnología para desarrollarlos, construirlos y distribuirlos más rápidamente como mediante la incorporación de activos digitales en las propias nuevas ofertas. Transformación organizativa: muchas transformaciones se basan en el cambio de la asignación de recursos. El cambio organizativo comienza con una evaluación de cómo dotar de personal a los distintos departamentos, así como de la estructura de esas divisiones. Las empresas pueden encontrar oportunidades examinando los talentos y conocimientos internos, la forma en que se emplea el personal y los distintos sistemas de información. Estas posibilidades podrían indicar la necesidad de racionalizar o ampliar para lograr más crecimiento y éxito. Romper con los silos, aplanar la organización y reducir el tamaño de la plantilla son objetivos posibles.

Desarrollar estrategias con un consultor empresarial
El mejor casino online actualmente accesible a los jugadores en España
Revitalizar la empresa con un consultor empresarial
Gestión del presupuesto con un consultor empresarial
Los gestores de productos deben entender la transformación empresarial
Transformación de la empresa